blog de Leo Flores

HOLA! ëste es un NIDO de fantasía pragmática.



Deje sus comentarios personales... un blog se alimenta de ellos.

miércoles, 29 de julio de 2009

ORIENTACIÓN y residuos

¿Cómo se orienta un coyote? Primero deja sus residuos. De esa manera establece señales en el terreno. Luego puede rastrearlos para saber dónde se encuentra, y qué recorrido seguir a partir de allí.


De la misma manera, me oriento con mis propios residuos. Hace tiempo que anoto mis pensamientos y conclusiones en libretas. Esas conclusiones son ideas fijas, terminales. Son registros. Y entonces, cuando me siento desorientado, vuelvo a mis libretas y husmeo mis desechos, mis desintoxicaciones, mis ideas apuntadas. Les sigo el rastro, y tengo más comprensión sobre mis propios "límites territoriales". Le sigo el rastro a mi propia historia/película.

Siguiendo las propias ideas, uno puede reorientarse. Una idea anotada es un límite, una conclusión. Y las mismas establecen límites, separaciones "territoriales", en el ámbito de la conciencia. Esos límites nos cuidan de lo desconocido, de aquello que es más amplio y abarcador que uno mismo y sus pensamientos.

En una estructura social repleta de IMÁGENES e IDEAS podemos llegar a desorientarnos, cuando perseguimos ideas que son de otros. Es decir, a veces uno puede estar cómodo con las ideas de otros... pero a veces no. Esos otros pueden ser la familia, el pasado, los amigos... también pueden ser ideas que han sido "grabadas" dentro de uno, a partir de ver mucha televisión, y uno se ha identificado con ellas. Hemos recibido tantas historias, que a veces uno no sabe si está viviendo su propia historia o la de otro.


Como si un coyote
se pusiera a oler los desechos de otros coyotes, y los considerara propios... y siguiera esos rastros para orientarse. Acabaría siempre en territorio de otros coyotes, con la cola entre las patas... enredándose y desenredándose en tramas qu
e no le son propias.





















Cursiva













( La fotografía no es de mi autoría )





*
*
*

4 comentarios:

Anónimo dijo...

esto me hace acordar a un pariente mío, asiduo seguidor de "noticiosos" y programas afines... sus ideas/ opiniones sobre cualquier cosa siempre podías ir a buscarlas haciendo un zapping.. eso sí, cuando le sacabas al hombre un tema que no salía en la programación se abría un silencio!...
a mí también me funciona desde hace un tiempo volver de tanto en tanto a mias "mapitas"... no sé si es la edad.. no sé si es mejor andar por la vida como una "niña salvaje":) Bueno, en cuanto a ideas, creo que es mejor hacer como el coyote..
me voy, que yo vine acá a mirar narices, ja, ja!

abrazo!

maría (lamar)

LEONARDO E. FLORES dijo...

estás espiando mis narices...

de "mapita" a niña salvaje, y de salvaje a "mapita", para renovar el mapa...

gracias x escribir

Damián Paulo dijo...

Esto me hace pensar en dos cosas:

1) Esas veces en las que me canso de ser hombre, igual que le pasaba al poeta, debería creer más en mí mismo, tenerme más confianza, repasar mis registros y apostarles una ficha o dos.

2) Si eso no alcanzara, debería incomodarme, tomar coraje, mirar fijo, apretar los dientes, pasar al acto, no dejarme doblegar. Y si bien todos los demás pueden preferir que siga idiotamente intoxicado, también debo confiar en los otros de mi especie que ya resolvieron el conflicto. Porque después de todo aprendí que, a pesar de tanta densidad, estamos irremediablemente conectados.

Gracias por la brújula, funciona perfecto, no indica al norte, sino el camino que yo quiero.

Un abrazo, Damián.

LEONARDO E. FLORES dijo...

Gracias Ribadeneira !!!

me alegra q te haya inspirado el texto. rastrear los sueños, y recuperar la energía que los sostiene.

inclusive es más importante la energía detrás de ese sueño o esa meta, que la meta en sí misma.

como si uno tuviera que recurrir a viejos sueños, sentir el entusiasmo que estaba guardado ahi, y luego usar el entusiasmo para una meta concreta y práctica q hoy uno necesita concretar-

como ponerse el traje de superman, sentir la fuerza, y usarla no para salvar a a una chica en un henar q se está prendiendo fuego, sino usarla en favor de algo que sencillamente, uno necesita.

estamos conectados, queda clarísimo.


saluti,
Raúl Lavié

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////