blog de Leo Flores

HOLA! ëste es un NIDO de fantasía pragmática.



Deje sus comentarios personales... un blog se alimenta de ellos.

jueves, 22 de octubre de 2009

LOS MUERTOS, y diálogo entre JK y RFG



Dibujo realizado durante un paseo por bosques y montañas de la Val d'Aran.

*
*
*



Diálogo entre Krishnamurti y Rubén Feldman González.
(Extracto de "MIS DIÁLOGOS CON J. KRISHNAMURTI 1975 - 1986")


Rubén:
¿Podría resumir la enseñanza en una sola oración?

Krishnamurti: Intente sin esfuerzo ir viviendo con la muerte en el silencio sin futuro.

Rubén: Suena absurdo.

Krishnamurti: Hace algún tiempo, en 1972, pasé una mañana entera con Aquello sin dejar mi cama.
Estaba completamente quieto, antes de hacer mi Hatha Yoga (sólo yoga físico, para mantener un cuerpo flexible)... Aquello era como una llama en el centro de la inmensidad.
Y el centro de la inmensidad era mi cerebro. ¿Comprende usted?

Rubén: Sí.

(Larga pausa).

Krishnamurti: Entonces ¿qué está esperando?

Rubén: ¿Qué? ¿Acaso está usted diciendo que Aquello está listo para mí ahora mismo?

Krishnamurti: Así es. Pero usted está demasiado triste. ¡Qué desperdicio! Entonces, ¿qué está usted esperando?

Rubén: Quiero entender esa oración: “Morir en silencio sin futuro”. Pienso que sería mejor decir: “Intente sin esfuerzo vivir en paz en el silencio sin futuro”.

Krishnamurti: No. La muerte es el fin de todo lo que usted teme perder: sus apegos, su memoria, sus amigos desaparecidos, su prestigio como cirujano de niños. Todo eso que es el contenido de su conciencia ¿Puede usted librarse de eso ahora mismo, ahora que es joven y saludable, y no tener que esperar cincuenta años para que se derrumbe por sí solo?
Es fácil para mí morir.

Rubén: San Pablo dijo: “Yo muero cada día”.

Krishnamurti: Pablo dijo “yo muero cada día” y el Dr. González repite lo que dijo Pablo y nada sucede.

Rubén: Usted es más cirujano que yo.

Krishnamurti: Dr. González, su cerebro ha sido como es por el último millón de años.¿Por cuánto tiempo será así?¿Se irá usted a la cama esta noche con ese cerebro suyo como siempre ha sido?¿Hábito, dolor, enojo, etc.?

Rubén: No estaría aquí si quisiera irme a la cama con este cerebro como está. Sin embargo sé que no debería aceptar lo que usted dice ciegamente, tengo que experimentarlo.
¿Sería usted capaz de facilitar la experiencia de aquello, que puede transformar mi cerebro y mi vida?

Krishnamurti: Si fuera tan estúpido como para facilitarlo, entonces todo lo que digo se volvería una teoría o una técnica, como tantas otras. Tiene que hacerlo por usted mismo, Dr. González.
Ascienda a la cumbre y observe, ¿o prefiere usted irse a dormir y rogarme que le describa la cumbre?¿quedaría usted satisfecho con mi descripción? Entonces usted no tiene substancia. Entonces usted es un ser humano de segunda mano.


*
*
*

3 comentarios:

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y las Organizaciones;

"Quizás recuerden ustedes la historia de cómo el diablo y un amigo suyo estaban paseando por la calle cuando vieron delante de ellos a un hombre que levantaba algo del suelo y, después de mirarlo, se lo guardaba en el bolsillo. El amigo preguntó al diablo:

"¿Qué recogió ese hombre?" "Recogió un trozo de la Verdad", contestó el diablo. "Ese es muy mal negocio para ti, entonces", dijo su amigo. "Oh, no, en absoluto", replicó el diablo, "voy a dejar que la organice".

Yo sostengo que la Verdad es una tierra sin caminos, y no es posible acercarse a ella por ningún sendero, por ninguna religión, por ninguna secta. Ese es mi punto de vista y me adhiero a él absoluta e incondicionalmente. La Verdad, al ser ilimitada, incondicionada, inabordable por ningún camino, no puede ser organizada; ni puede formarse organización alguna para conducir o forzar a la gente a lo largo de algún sendero en particular. Si desde el principio entienden eso, entonces verán cuan imposible es organizar una creencia. Una creencia es un asunto puramente individual, y no pueden ni deben organizarla. Si lo hacen, se torna en algo muerto, cristalizado; se convierte en un credo, una secta, una religión que ha de imponerse a los demás. Esto es lo que todo el mundo trata de hacer. La Verdad se empequeñece y se transforma en un juguete para los débiles, para los que están sólo momentáneamente descontentos. La Verdad no puede rebajarse, es más bien el individuo quien debe hacer el esfuerzo de elevarse hacia ella.

Ustedes no pueden traer la cumbre de la montaña al valle. Si quieren llegar a la cima de la montaña, tienen que atravesar el valle y trepar por las cuestas sin temor a los peligrosos precipicios. Tienen que ascender hacia la Verdad, esta no puede "descender" ni organizarse para ustedes. El interés en las ideas es sostenido principalmente por las organizaciones, pero las organizaciones sólo despiertan el interés desde afuera.


Fragmento del discurso de disolución de la La Orden de la Estrella de Oriente. (2 de Agosto de 1929)
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/

LEONARDO E. FLORES dijo...

gracias Guzmán por el aporte !!!

un abrazo

Claudia Sbolci dijo...

Tanta vuelta que damos!

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////